Las bolas de billar por lo general son construidas de gomas especiales, plástico o compuestos sintéticos; anteriormente se utilizaban las bolas de marfil, sin embargo en algunas ocasiones la calidad de éstas no concordaban con el precio, ya que muchas veces eran poco homogéneas, frágiles y permeables, debido a esta dificultad y a que el trafico de marfil es ilegal, se buscó encontrar un material que fuera de buena calidad, y se comenzaron a utilizar compuestos sintéticos, los cuales eran más económicas y resistentes, aportando peso y forma uniforme, mejorando la elasticidad y más fuertes.

No todas las bolas son iguales, la diferencia de éstas está en su dureza, peso, diámetro, aspecto exterior entre otras propiedades físicas, según la modalidad de juego las bolas pueden...

Ver Descripción Completa